La Tibán pretende dar cátedra al Mashi

Agresiva e irónica, con sus malos chistes y su burla manera de expresarse, pretende ahora dar cátedra al expresidente Rafael Correa sobre cómo gobernar un país diverso, con el cuento de que al volver a entrar a Carondelet ella recupera su poder (?).

Con sus acostumbrados modales groseros y burdos, ha escrito en cuenta de Twitter y ha hecho a los periodistas declaraciones hirientes contra el Mashi Rafael, a quien lo acusa de que durante diez años no fue capaz de entablar un diálogo con las organizaciones indígenas.

Lo que Tibán no entiende son muchas cosas.

Por ejemplo, que el país no es el mismo de hace diez años, cuando la Conaie, uno de los instrumentos sociales y políticos más fuertes de los años 90, hizo el papelón histórico de llegar al poder, formar un extraño triunvirato con un abogado, con un militar y con el dirigente indígena Antonio Vargas, quien no fue capaz de desarrollar una estrategia que lo mantuviera en el poder a nombre de sus representados y dejó pasar la oportunidad histórica de que por primera vez en el Ecuador llegue al poder este importante grupo social.

Pero la Conaie, pocos años después y ya con la presencia directiva de la feroz y desfachatada dirigente Lourdes Tibán, mostró que su movimiento no aprendió la lección y se alió con uno de los más nefastos presidentes que ha tenido la nación.

El coronel Lucio Gutiérrez llegó al poder gracias, entre otras fuerzas políticas, a su alianza con Pachakutik, brazo político de los indígenas donde también surgieron figuras que luego del derrocamiento popular a Gutiérrez aparecerían de nuevo vinculados a Alianza PAIS y hoy algunos de ellos ocupan posiciones importantes en el gobierno del presidente Lenín Moreno.

Lourdes Tibán, por tanto, cuyo movimiento luego apareció ligado al MPD, el antiguo partido de los tirapiedras en las universidades y en los planteles públicos donde mandaban los profesores afiliados a la hoy desfalleciente Unión Nacional de Educadores (UNE) y a otras fuerzas de izquierda infantil, no tiene derecho a pretender tomar la revancha con el expresidente Rafael Correa.

El exmandatario hizo lo que debía hacer a su debido tiempo para evitar que los poderes fácticos, que no lograron la victoria a través de las urnas, pretendan cogobernar por la fuerza, la amenaza o la violencia, como le consta al país con el prefecto de Zamora y también líder la Conaie, Salvador Quishpe.

Lo más grave de la Tibán, siempre dispuesta a hacer el ridículo, es no entender que la apertura al diálogo del presidente Moreno no significará que los agresivos líderes de la Conaie tendrán alguna cuota de poder.

Tender la mano y abrir el diálogo nacional no es claudicar ni dejarse maniatar.

Por tanto, si las Tibanes y los Quishpes pretenden que eso suceda, están sufriendo el tan conocido síndrome del sueño de perros.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s