Andrés Páez, vil y paranoico

Si algo caracteriza al excandidato vicepresidencial Andrés Páez a lo largo (y lo corto) de su sinuosa carrera política, en la que ha ido hundiendo en el olvido a cada partido en el que ha militado, es su paranoia.

Una extraña paranoia que, a la luz de todo lo que ha hecho en su trayectoria política y las denuncias financieras, ideológicas y de macho agresor que lleva sobre sus espaldas, no solamente lo persigue sino que él mismo se encarga de decirlo en cada discurso, en cada pronunciamiento y en cada aparición pública.

Ayer nomás, martes 11 de abril, él mismo difundió un audio en whatsapp en el que él mismo anunciaba que, supuestamente, una vez que termine su inmunidad como candidato, que ya no lo es, “vendrá la Policía Nacional a detenerme en la calle aduciendo que he cometido delito flagrante”.

¿Cuáles son las fuentes de Páez para decir semejante barbaridad? Ninguna.

¿Cuáles son las intencionalidades del paranoico al anunciar que lo van a detener? Muchas.

Primero, su conciencia, que lo atormenta cada día, porque es un mentiros compulsivo.

Segundo, sus misteriosas relaciones como abogado (solo recordemos el caso de los 900 mil dólares que supuestamente aparecieron en su cuenta bancaria y que él dijo que era un error de otra cuenta abierta en las islas Mazor (?) con la que él no tenía nada que ver.

Ya quisiéramos cualquiera de nosotros que “alguien” nos depositara esa cantidad en nuestra paupérrima y escuálida cuenta corriente o de ahorros y luego decir que no sabemos de dónde salió ese dinero.

Mentiroso compulsivo, ofreció al excandidato presidencial Guillermo Lasso todo lo que este quería con el fin de que lo eligiera como candidato, pues hay que recordar que Lasso siempre dijo que su binomio lo integraría “con una mujer quiteña” y terminó, luego de una llamada de los poderosos prófugos que residen en Miami, escogiendo a Páez.

¿Por qué habla en ese audio divulgado este martes 11 por él mismo de que irá preso como el venezolano Leopoldo López, quien está detenido y juzgado bajo el cargo de haber instigado protestas violentas que terminaron con más de 30 muertos?

¿Porque Páez, en su retorcida mente criminal, está pensando en que lo detendrían como a López?

¿Porque uno de los planes que aprendió en su entrenamiento en la CIA es que si CREO no logra revertir la votación a su favor (lo cual ya es imposible legalmente), Páez lanzará a las calles a grupos de sicarios y matones, como los que trajo para que se amanecieran frente al Consejo Nacional Electoral (CNE) mientras él, Guillermo Lasso y César Monge decían acompañar en las noches a la gente en su “vigilia por la verdad” pero luego se escurrían silenciosamente para ir a dormir cómodamente en sus mansiones?

¿Porque teme que las denuncias que le hicieron los Anonymous sobre sus extraños, arrogantes y machistas comportamientos con las mujeres, incluida su esposa, se conviertan en denuncias legales?

Recordemos que cuando él fue designado alto dirigente de Izquierda Democrática y confrontó con un sector que no estaba de acuerdo con su nombramiento, ya habló de que la venganza sería que lo metieran en la cárcel.

O recordemos que en el 2015, cuando armó las marchas en la avenida de Los Shyris y al aeropuerto, el momento en que el presidente Correa volvía de una gira, también se hizo la víctima y anunció que después de aquello lo encerrarían tras las rejas.

Ahora, en su obsesión y en su furia porque perdió las elecciones, habla de que el lunes en la madrugada hubo “un brutal operativo policial” para desalojar a los ciudadanos traídos y  pagados por él para que “le den haciendo la vigilia” mientras él iba a dormir confortablemente en una de las casas de sus pretendientes.

Si tanto conoce los movimientos policiales, ¿por qué no se quedó en la vigilia, al menos esa madrugada, para que se cumpla su sueño de victimizarse al ser detenido en un acto policial impecable que no agredió a nadie, que no detuvo a nadie y que limpió el área sin ningún enfrentamiento y con todo el respeto a los derechos humanos de quienes se amanecían allí?

Demasiado favor se le haría a Páez convirtiéndolo, como él se autocalifica, en el “Leopoldo López” ecuatoriano.

Pero hay que estar alertas. Si se hace llamar así es porque quiere sangre y muertos. Y eso no lo podemos permitir.

Otra vez, además, se comprueba que el paranoico excandidato que hablaba de que si ganara Lenín nos volveríamos como Venezuela, está tratando de venezolanizar al Ecuador.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s