Lucho ‘Trump’ Vivanco hereda un periódico y se convierte en un payaso

hijo-de-un-payasoNo es un epíteto. A confesión de parte… Él mismo lo reconoce: “Soy un payasito”. Pues sí. Cuántos lojanos habrían querido nacer en la familia Vivanco para recibir de herencia un periódico. Muchos.

Como dice una de sus ex novias: “Hasta los deberes me tocaba corregirle y ahora dirige un diario. ¿Quién le corrige ahora?¿Cómo hará para pensar el trabajo si se pasa todo el día tuiteando o chachareando o pensando los chistes supuestamente improvisados de su comedia vía You Tube (bajo el auspicio del banco del candidato presidencial)?”

Reveladora de su escasa consistencia profesional para entender a un personaje fue la “entrevista” con Rodrigo Borja, por más humor que le busque al personaje. “¿Cómo recibió la invitación a la posesión de Rafael Correa?”, pregunta el supuesto periodista al ex presidente y éste responde: “Recibí la invitación y fui”. Vivanco no sabe qué hacer, el público ante el gran supuesto chiste se ríe y aplaude y Vivanco queda con la mirada baja, adormecida por el alcohol y no sabe qué hacer.

Screen Shot 2016-08-05 at 6.08.44 PM

Ella también revela que era uno de los alumnos que menos leía o que, al menos, no ocultaba su desprecio por las letras y la cultura. No niega que era un seductor pilas, usaba recursos ingeniosos, pero al mismo tiempo era un “macho machote” con un enorme alarde de su masculinidad, desprecio por los “longos” del colegio y la universidad, una sobreestima impresionante y con una dosis no escasa de prepotencia para resolver sus diferencias. “Al puro estilo pelucón”.

Uno de los periodistas que trabajó cuando recién lo nombraron (heredaron) el cargo de editor general del diario La Hora, cuenta con cuanta insolvencia profesional asumió ese cargo y metió las patas más de una vez, tanto que su tío tuvo que socaparle, sacarle de apuros y una que otra llamada de atención con la amenaza de botarle si no se concentra en su trabajo para “no manchar el apellido de la familia”. Y de paso ahora, cuentan, en la redacción le llaman, en silencio, por el miedo a las represalias, Lucho Trump Vivanco. La razón solo ellos lo saben.

Bastaría ver sus “escritos” y “libros” para corroborar el nivel intelectual y profesional del heredero de un periódico. “¿Lo habrá escrito él mismo?”, se pregunta su ex. O también basta verlo en su programa “humorístico” para saber hasta dónde revela sus cualidades intelectuales. Cuando uno de sus escasos invitados menciona un libro se queda filosofando (volando) y cuando otro hace un chiste de baja monta expresa su gran elocuencia para gozarlo.

O bastaría revisar cada uno de sus videos, los últimos 15 minutos, después de bajarse con sus invitados, una botella de vino, para identificar la verdadera naturaleza de quien asume responsabilidades políticas en un periódico de la familia Vivanco. O bastaría ver a algunos de sus invitados cómo sueltan la lengua después de bajarse la botella, como cuando Fernando Villavicencio se trababa, veía torcido y soltaba bobadas. O la expresión de Martha Roldós, con una risa escandalosa, cuando ya iba por la media botella.

Screen Shot 2016-08-05 at 6.10.53 PM

Luchito Trump Vivanco es de esos personajes que no teniendo cómo llamar la atención (como dice su ex) busca el modo (“porque cuenta con la plata”) de colocarse en el escenario mediático. “Hay dos entrevistas de antología con Diego Oquendo donde Luchito se muestra tal cual es”. ¿Por qué? “Si es editor general debería estar al tanto de todo lo que ocurre en el escenario noticioso, pero es apenas un repetidor de los lugares comunes, como si estuviera soltando verborrea en Twitter”.

La crítica de su ex y de su colega botado del diario La Hora no es por lo que hace en su programa de humor sino que la misma actitud, nivel intelectual o profesional que exhibe en Castigo Divino lo traslada al diario hasta para corregir los textos o decidir los titulares de la portada. Entonces no se sabe si ya en La Hora colocaron de editor general a un payaso o en Castigo Divino al heredero de un periódico con aires de periodista.

b8fce045f8286f3e1ebc1aa848e2bf3e
Luis Eduardo Vivanco pensando una onomatopeya… cualquier palabra que requiera más de un monosílabo para su construcción, desgasta su cerebro de heredero.

Y al mismo tiempo es el mayor curuchupa en el hogar, en sus supuestas convicciones filosóficas, a la vez que quiere parecerse a Evaristo e inscribirse como un chulla quiteño. Cree que es más chistoso si suelta una mala palabra, un “chuuutaaaa” sonoro o “quespuesfff”. Pero sus revelaciones de doble moral quedan en evidencia cuando calla frente a determinados entrevistados, mucho más auténticos a la hora de decir sus verdades o bascosidades. Pero también queda en evidencia cuando en su trabajo de editor es incapaz de corregir sus propios textos (la mayoría de los cuales ningún editor de otro diario aprobaría), o de colocar titulares con el claro afán de recibir un llamado de atención de la Supercom y declararse víctima del correísmo.

Y como periodista, frente a Roberto Aguilar, por ejemplo, no sabía distinguir los géneros, cuando el pelagato cuencano le habló de crónica como un género de opinión. Obviamente, su mirada reveló su condición profesional y tristemente también saber en manos de quien está el diario de los Vivanco.

Y su ex es mucho más frontal: “Como hombre de familia, de una supuesta buena familia, ya sabemos su destino y sus dichas, pero como amigo, persona o allegado de cualquiera están sus panas y ex para decirlo. Yo solo se que cuando se puso violento recibió su merecido. Y como periodista ahí están sus colegas, empleados, uno que otro profesor y pariente para saber que solo está en ese cargo por la herencia, en otro diario no pasaría de ser un pasante más”.

¿Hablas desde el resentimiento?

No, solo sé quien es Luchito Trump Vivanco

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s