Los REMIENDOS Pallares, Aguilar y Hernández

Los tres remiendos del periodismo no hacen un retazo. No son lejanos los tiempos cuando Pallares hablaba pestes de Roberto Aguilar y José Hernández. ¿Por qué no lo contrataron en El Comercio en los supuestos tiempos gloriosos de Hernández? Por la tiranía del colombiano Hernández solía decir en sus coloquios y monólogos. Con estirpe de hacendado Pallares no podía soportar que un colombiano gamín, así lo trataba, impusiera su visión periodística sobre el quehacer de los periodistas.

angelitos copy

Testigos hay por doquier para confirmar lo anterior. Y de hecho Hernández consideraba que el supuesto periodismo de Pallares era de cafetín y pacotilla. Igual que Aguilar, quien con Milagros Aguirre sabían de la calaña de periodista que era Pallares, de su escasa disciplina intelectual, de ese vanagloriarse de haber leído dos o tres libros y decir que había leído una biblioteca.

¿Qué les une a los tres “mosqueteros” en un blog? ¿Será el pago que reciben? ¿O hay alguna idea en común?

Al parecer solo es lo segundo: con un gran financiamiento pueden seguir “batallando”. Claro, ninguno de los tres hace algo sin recibir algo a cambio. De hecho, Pallares solo trabaja cuando le pagan, porque cuando no trabaja tiene quién lo mantenga. Por ahora, su esposa, empleada de Mauricio Rodas no tiene recelo en mantener a su marido y sus altos niveles de consumo.

Roberto Aguilar no puede ni debe escribir sino le pagan, así lo ha confesado siempre. Cuando Fundamedios se demora en pagar sus colaboraciones en estadodeprograpaganda.com no escribe y punto. Por eso ahora tiene otro financiamiento, que todos saben que durará poco, dadas las diferencias de antaño que sostienen Pallares con Hernández y Aguilar.

Hernández tiene un alto consumo como para regalar su trabajo. Ya no es el cotizado editor que cobraba por encima de los 20 mil dólares a los Mantilla y a los Martinez Merchán. Poco a poco cayó su cotización y por lo mismo acoge cualquier propuesta. Ya no recibe el mismo reconocimiento de los medios privados porque saben que sus altas tarifas no corresponden al nivel de ingresos que produce su trabajo efectivo.

No importa cuánto ahora les una (la plata) ni de qué modo hagan política (gracias al aplauso de la oposición), lo que cuenta es que no hacen periodismo, por más que se autodenominen que son los mejores. Basta revisar la supuesta crónica, minuto a minuto, de la sesión de aprobación de las enmiendas. De tanto insultar, injuriar y utilizar la insidia como su arma ha perdido toda capacidad  periodística para recoger datos.

Pallares jamás ha hecho una sola crónica en su vida que valga la pena leer o guardar en un archivo. Basta revisar todo lo por él publicado.

Y Hernández no puede ya hacer periodismo, se ha envenenado tanto que ni siquiera se entiende así mismo.

Los tres Remiendos del periodismo no hacen un retazo.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s