Emilio Palacio se suma a la campaña política de la ultraderecha colombiana

El resultado de las próximas elecciones del domingo en Colombia podría poner un oscuro panorama en la región si el candidato de la extrema derecha, Óscar Iván Zuluaga, llega al poder. Como es el títere de Álvaro Uribe, lo que se avecina es la guerra, el narcotráfico, el paramilitarismo, el fascismo y la muerte.

Y adivinen cuál de los pelotudos ecuatorianos está apoyando al candidato de la guerra: sí señores, Emilio Palacio, este auto calificado socialista hizo una aparición pública en Miami solicitando el apoyo para el candidato de la guerra.

Imagen

Cogido de la mano de un grupo de gusanos contrarrevolucionarios cubanos, asalariados por Estados Unidos y enemigos de la paz en Venezuela y el continente, Palacio se sumó a la campaña que desarrolla Álvaro Uribe con apoyo del narco paramilitarismo.

Pero veamos quién es esta fichita a la que apoya Palacio, demostrando una vez más –pero ya de modo descarado, sin un poquito de vergüenza- su soberana estupidez y su verdadera condición de clase: un burgués aniñadito, pseudo socislista refugiado en las entrañas del país más guerrerista del mundo y en el lugar donde concentra todo su odio, Miami.

La carta de Uribe para tener nuevamente el poder en Colombia dijo que la primera vuelta –y fue su bandera de campaña- que suspenderá los diálogos de paz con la guerrilla de las FARC-EP en La Habana.

El candidato del Centro Democrático enarbola la bandera negra de la guerra contra el proceso de paz. Zuluaga pertenece a una agrupación fascista, derechista y paramilitar. Basta recordar cómo Uribe también atacó la experiencia del diálogo de paz del Caguán, que se desarrolló entre 1999 y 2002 durante el mandato de Andrés Pastrana.

Basta con entrar al sitio restauracionnacional.org, donde se hace la apología de Mussolini y Hitler, para darse cuenta de que los nazis locales despliegan una gran energía, abogando por la victoria de Óscar Iván Zuluaga. Ellos vomitan su mensaje de odio antiliberal, contra mujeres y homosexuales, también antisemita, identificándose con el falangismo (fascismo católico). Sería bueno que Zuluaga aclarara cuál sería la participación de estas fuerzas de choque en su posible gobierno. A esos defiende y apoya Emilio Palacio.

¿Cuál será la relación del gobierno de Zuluaga con el crimen organizado? Ya el candidato pidió garantías para Pilar Hurtado que nadie le ha negado. Ella espió sin orden judicial bajo el mando de la Presidencia a magistrados y periodistas (los que no recibieron solidaridad de Zuluaga en su momento); antes de Hurtado, el DAS había sido entregado a reconocidos paramilitares, asociados con el narcotráfico. Hay más de veinte colaboradores y familiares de Uribe vencidos en juicio por actividades ilegales. ¿Continuará la misma complacencia frente al crimen organizado?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s