Gonzalo Rosero y Radio Democracia: una trayectoria “periodística” al servicio de la bancocracia

Sí, Gonzalo Rosero añora el país del pasado... Ese que le permitió obtener más de una frecuencia de radio, múltiples y millonarios contratos de publicidad, el que le permitió pasar de un oscuro reportero a reconocido propietario de medios… Cómo no va a añorar ese país Rosero, si periodistas como él eran tratados como “reyezuelos” a los que se rendía pleitesía, se les inflaba en su ego, y eran convidados de lujo en la mesa presidencial...Sin contar, como ya dije, con los réditos económicos de las frecuencias y la publicidad pública y comercial, muchas veces obtenida bajo presión... Todo ello a cambio del silencio cómplice. -Carlos Ochoa-
Sí, Gonzalo Rosero añora el país del pasado… Ese que le permitió obtener más de una frecuencia de radio, múltiples y millonarios contratos de publicidad, el que le permitió pasar de un oscuro reportero a reconocido propietario de medios… Cómo no va a añorar ese país Rosero, si periodistas como él eran tratados como “reyezuelos” a los que se rendía pleitesía, se les inflaba en su ego, y eran convidados de lujo en la mesa presidencial…Sin contar, como ya dije, con los réditos económicos de las frecuencias y la publicidad pública y comercial, muchas veces obtenida bajo presión… Todo ello a cambio del silencio cómplice.
-Carlos Ochoa-

 

Es por todos conocido el vínculo entre el sector bancario y los medios privados ecuatorianos, contubernio que se mantiene de forma descarada, pese a que tras la victoria del sí en la consulta popular del 2011, quedó establecida la prohibición que las instituciones del sistema financiero privado así como las empresas de comunicación privadas de carácter nacional, sus directores y principales accionistas, sea dueños o tengan participación accionaria fuera del ámbito financiero o comunicacional, respectivamente, enmendando la Constitución del 2008.

Esta decisión del pueblo ecuatoriano se explica desde la historia reciente, pues todos recordamos perfectamente como los medios autoproclamados “independientes” defendieron a los banqueros que provocaron la crisis financiera del 99, y cómo estos mismos actores estuvieron a punto de generar una nueva crisis en el 2004, cuando los conglomerados mediáticos Egas e Isaías entraron en disputa.

Sin embargo, los banqueros no se han resignado a perder el poder mediático que ostentaron durante décadas y gracias al cual se desenvolvían como verdaderos “reyezuelos”. Uno de los mecanismos usados para intentar burlar al mandato popular, es la venta ficticia de sus medios de comunicación, tema por el cual están siendo investigados los grupos Eljuri y Egas.

Justamente con este último grupo –a través del canal Teleamazonas-, Radio Cadena Democracia mantiene un vínculo espurio, lo cual no causa sorpresa alguna, si tomamos en cuenta que su fundador y director, Gonzalo Rosero, no solo es un adalid de la bancocracia, sino que además es experto en corrupción y ventas ficticias de medios, tal como sucedió en abril de 1995, cuando este polítiquero devenido en comunicador social se vio involucrado en el escándalo de los fondos reservados durante el gobierno de Sixto Durán Ballén.

Recordemos brevemente este incidente que nos habla de la cuestionable calidad moral de Rosero: Alberto Dahik, entonces vicepresidente de la república, administraba de forma “alegre” los famosos fondos reservados, y cuando era evidente que la opinión pública empezaba a sospechar de un peculado, se encomendó al diplomático Diego Paredes Peña –quien incluso fue canciller durante el gobierno de Sixto- que busque la manera de “blanquear” el dinero y justificar su desaparición de las arcas públicas. Paredes Peña se reunió con Gonzalo Rosero, fundador y propietario de la cadena de radios Democracia con el fin de gestionar la compra de una de sus emisoras.

Cito un fragmento del libro “Crónica de un delito de blancos”, de Diego Cornejo Menacho, actual directivo de la Asociación Ecuatoriana de Editores de Periódicos, quien por ese entonces se alineaba a la izquierda e investigó el escándalo:

 

 

Según testificó ante Fernando Casares, fiscal general de la Nación, Gonzalo Rosero había convenido con Paredes un anticipo de 50 mil dólares “previo a la suscripción de un compromiso de compra-venta notariado y la entrega de alícuotas mensuales de 25 mil dólares cada una, hasta la cancelación definitiva”. Aunque las negociaciones del ex canciller empezaron en enero de 1995, el 27 de abril Rosero recibió la primera parte del anticipo, 66 millones 100 mil sucres, equivalente a 25 mil dólares a la cotización de esa fecha.

El cheque, firmado y entregado por la secretaria de Alberto Dahik, Gladys Merchán, provenía de la cuenta vicepresidencial en el Banco del Pacífico: luego se llegaría a establecer que el referido cheque era de la cuenta No. 2598377, calificada por el propio vicepresidente Alberto Dahik como cuenta de gastos reservados. De acuerdo a lo manifestado por el radiodifusor, el ex canciller Paredes le informó -ese 27 de abril de 1995- que “en los próximos ocho días se entregarían otros 25 mil dólares en el propósito de suscribir y notarizar el compromiso”.

Sin embargo, en los tres meses subsiguientes no se concretó ninguna otra entrega. Y el 2 de agosto Diego Paredes descartó el negocio: todo conduce a pensar que lo hizo porque el escándalo en torno a los gastos secretos de Alberto Dahik sacaba del control del vicepresidente y sus más cercanos colaboradores el manejo secreto de esos fondos.

Nada de esto se pudiera registrar en este informe si no fuese porque, curiosamente, los 25 mil dólares del primer cheque quedaron en manos de Gonzalo Rosero, “como una reposición de los daños y perjuicios causados” al abortar la negociación.

 

 

Durante el juicio, Paredes dijo que entregó el dinero a Rosero en pago a sus servicios durante el conflicto armado de Tiwinza con el Perú. Nunca se explicó cuál fue el “servicio a la Patria” que prestó Rosero, pues el congreso de dicha época decidió dejar pasar lo de Rosero –quien nunca devolvió los famosos 25.000 dólares cuyo origen ilícito quedó plenamente demostrado- y centrarse en Dahik, gracias a lo cual el corrupto comunicador social se libró de brindar mayores explicaciones y se llenó los bolsillos con dinero de todos los ecuatorianos.

Otra característica de Rosero es su torpeza para mentir, siendo fácil pillarlo. En más de una ocasión -y no sin cierta reticencia- Rosero se ha visto obligado a pedir disculpas, como cuando afirmó falsamente que la asambleísta María Augusta Calle acusaba de narcotráfico a miembros de la policía nacional en el caso conocido como “narco valija”. En las grabaciones quedó claro que la asambleísta Calle jamás dijo eso, y que se trataba de una grosera descontextualización de Rosero, quien no duda en inventar declaraciones escandalosas y ponerlas en boca de algún funcionario o simpatizante del actual régimen. En dicha ocasión, ante la reacción popular frente al tamaño de su mentira, el 5 del 2012, Radio Democracia publicó en su página web una escueta disculpa de parte de Rosero.

 

 

El 24 de junio del 2010, cuando se empezaba a debatir la necesidad de reformar la Ley de Comunicación, durante una entrevista con los políticos opositores César Montufar y Fausto Cobo, Rosero dijo al aire que de aprobarse una Nueva Ley de Comunicación, el renunciaría inmediatamente a sus noticieros… ya vamos meses con esta nueva legislación, cuyos efectos positivos ya se empiezan a palpar, pero parece que Rosero ha decidido olvidarse de la promesa que hizo a sus radioescuchas.

Recientemente, Rosero acaba de demostrar –nuevamente- su afecto hacia la bancocracia, cuando realizó una frustrada campaña intensiva para que Esteban Paz acepte postularse como alcalde de Quito en las elecciones seccionales del próximo año. Rosero llegó al extremo ridículo de solicitar a sus radioescuchas de que –cita literal- “piten” desde sus carros cuando se acerque Paz, como mecanismo para expresarle su apoyo y presionarlo para que tome una decisión. Recordemos que la familia Paz se halla vinculada con la extinta Democracia Popular y con Produbanco, y que la oligarquía quiteña tenía esperanzas en que Paz sea su carta fuerte. Ya sea porque las encuestas demostraban que Esteban Paz no tiene posibilidades reales de llegar a presidir el cabildo quiteño, o porque prefirió seguir incrementando su fortuna con la franquicia de restaurantes Sport Planet, este declinó la oferta, lo cual causó gran amargura en Rosero, quien no solo usó los medios de su propiedad para hacer una campaña descarada a favor de Paz, sino que se dio tiempo para descalificar a sus adversarios, lo cual deja en claro su afán de actuar como actor político y no como el comunicador social que dice ser.

Rosero lleva años tratando de desprestigiar la gestión del alcalde Augusto Barrera, pero en esta ocasión escogió como “víctima” al otro candidato de la centro izquierda, el ex concejal Antonio Ricaurte, quien no se dejó amilanar por Rosero, el cual se hallaba visiblemente decepcionado por la negativa de su consentido Esteban Paz, y ante las recientes declaraciones de Ricaurte, quien afirmó que si bien no pertenece a Alianza País, apoya la gestión del Presidente Correa, buscó la forma de denigrar a su entrevistado, calificándolo de “chimbador” e insistiendo en su apoyo a la candidatura fallida de Paz.

Veamos un fragmento de la entrevista, donde  Ricaurte demuestra coherencia ideológica y hombría de bien al enfrentarse con Rosero, incapaz de rebatir los hechos expresados por el candidato. Aclaro que no estoy haciendo campaña por Ricaurte, quien no es santo de mi devoción. Considero que es bueno que la tendencia de centro izquierda tenga otra opción tangible y que Ricaurte está en la obligación moral de aclarar el origen del financiamiento de su ya larguísima campaña electoral, pero ese será motivo de otro análisis en el momento pertinente. De momento, diré que tras ver esta intervención, y ante a la solvencia de sus argumentos, Ricaurte se ha ganado mi respeto (lo cual no debe interpretarse como mi voto).

 

Anuncios

4 thoughts on “Gonzalo Rosero y Radio Democracia: una trayectoria “periodística” al servicio de la bancocracia

  1. SORPRENDE QUE EN ESTOS TIEMPOS SIGAN COMO PERIODISTAS, ROSERO, RIVADENEIRA, OQUENDO, DEBEN DAR PASO A LAS NUEVAS GENERACIONES, CON MENTALIDAD DIFERENTE MEJOR PREPARADOS MAS TALENTOSOS, CON MEJOR DICCION, DEBIDA PRONUNCIACION SIN LAS FALENCIAS QUE PRESENTAN ACTUALMENTE LOS MENCIONADOS,

  2. A ver traidores a la Patria y con ese pasado truqulento siempre va a ver!!.. PERO LO INCREIBLE ES QUE ESA RADIO TENGA PROPAGANDA DEL ESTADO!!!… DE NUESTROS IMPUESTOS POR FAVOR YA BASTA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s