La censura política a “La muerte de Jaime Roldós” y la necesidad de una Ley de Cultura que complemente a la Ley de Comunicación

image

 

Art. 380. No. 3. Es obligación del Estado asegurar que los circuitos de distribución, exhibición pública y difusión masiva no condicionen ni restrinjan la independencia de los creadores, ni el acceso del público a la creación cultural y artística nacional independiente.

Artículo de la Constitución de la República de Ecuador

 

La cadena Supercines, parte del grupo económico El Rosado, ha tomado la decisión de no exhibir el documental “La muerte de Jaime Roldós” debido a la imagen negativa que dicho filme exhibe de León Febres Cordero.

De confirmarse que existe un trasfondo político, tal como denunciaron ante la opinión pública los directores de la cinta, esto  constituye un atropello a la libertad de expresión a la que tanto dice defender la derecha ecuatoriana- y un acto inconstitucional.

En la Nueva Ley De Comunicación existe un vació legal respecto a que sanciones merecería la cadena Supercines, así como un mecanismo de determine de forma clara el espacio que deben dar los cine a la producción nacional. Esto se debe a que recién se está empezando a armar el proyecto de Ley de Cultura, cuerpo legal que en este caso hubiera podido entrar en acción.

Los supuestos “libertarios” –en realidad, neo conservadores que obedecen a los mismos intereses que la ultraderecha- afirman que Supercines tiene el derecho a vetar al documental sobre Roldós, pues lo ven como una decisión propia del libre mercado, muletilla con la cual pretenden negar los conocidos vínculos entre Grupo El Rosado y los jerarcas socialcristianos.

El documental de Sarmiento y Rivera es un testimonio necesario que nos ofrece datos relevantes sobre la conspiración entre la derecha ecuatoriana de ese entonces, los Estados Unidos –a través de la CIA, con el asesoramiento de la siniestra policía secreta de Israel, la Mossad- y las dictaduras del cono sur por la negativa de Roldós de apoyar El Plan Cóndor; así como la forma en la cual el infame Osvaldo Hurtado –binomio de Roldós durante las elecciones- no solo traicionó el plan de gobierno de Roldós, entregando el país a los intereses norteamericanos, sucretizando la deuda externa privada en defensa de los banqueros, sino que actuó como encubridor.

En su breve mandato, Jaime Roldós demostró ser un presidente digno y de gran sensibilidad social. Tuvo que enfrentar el conflicto armado de Paquisha, el cual fue instigado desde Washington, donde se dio un respaldo tácito a Perú, país que se comprometió a negociar las riquezas minerales de la Cordillera del Cóndor con empresas estadounidenses, así como a los rezagos de la dictadura militar de los años 70’s.

Es importante señalar que la visión política de Jaime Roldós no se parece en nada al “roldosismo” promulgado por su pariente político, Abdalá Bucaram, quien –cual ave de rapiña- ha prostituido y denigrado el legado de Jaime con fines meramente electorales.

Si bien estos hechos son de conocimiento público, incluso ex agentes de la CIA como John Perkins en su libro “Confesiones de un gangster económico” detalla la planificación del magnicidio cometido contra Roldós y todo el pueblo ecuatoriano, el burdo intento de Supercines de silenciar la historia es preocupante.

Debido a la repercusión y repudio generalizado a esta medida que se está canalizando desde de  las redes sociales –los grandes medios privados poco o nada han dicho sobre el asunto- no sorprendería que Supercines opte por revertir su torpe decisión; sin embargo el daño ya está hecho, sobre todo porque Supercines es la única cadena de cines en 10 ciudades, con lo cual su negativa de exhibir el documental sobre Roldós se convierte en censura monopólica de un documento de interés público.

Todo el esfuerzo que desde el Consejo Nacional de Cine (CNCINE) y el propio Ministerio de Cultura se va al traste si no contamos con una Ley de Cultura que –paralelamente y en concomitancia con la Nueva Ley de Comunicación- garantice la adecuada difusión de la producción audiovisual nacional.

Adjunto la carta que los directores de la película… hasta el momento de escribir esta entra de blog, no existe un pronunciamiento oficial de parte de los representantes de Supercines.

 

 

 

Quito, 23 de julio de 2013

Señores

Johny Jacobo Czarninsky  Baier

Danny David Czarninsky Baier

SUPERCINES

Corporación El Rosado S.A.

9 de Octubre 729 y Boyacá

Guayaquil

 

Ref: “La Muerte de Jaime Roldós” – Documental dirigido por Manolo Sarmiento y Lisandra Rivera

Estimados Señores:

Nos dirigimos a ustedes en nuestra calidad de directores del filme documental de la referencia debido a que, por conversaciones mantenidas con la Sra. Mónica Villamar, de la División de Entretenimiento de Corporación El Rosado S.A., la última de ellas ocurrida el día jueves 18 de julio pasado, nos hemos enterado de que la Corporación El Rosado ha decidido rechazar la proyección de nuestro documental en sus salas de cine debido a su “contenido político”.

Debemos expresar nuestra total inconformidad con la negativa expresada por su compañía a proyectar “La Muerte de Jaime Roldós”, por las siguientes consideraciones:

1. Corporación El Rosado, a través de Supercines, junto con Cinemark y Multicines, son los principales operadores del mercado de cines en el Ecuador.

2. Supercines ocupa una importante cuota de los mercados en ciudades como Milagro, Manta, Portoviejo, Santo Domingo, Machala, Quevedo, Riobamba, Babahoyo, Daule y Playas. En varias de estas ciudades, es el único y consecuentemente ostenta la calidad de operador dominante en dichos mercados geográficos.

3. El documental arriba referido, es una producción nacional que cuenta con todos los permisos y requerimientos para su circulación, comercialización, estreno y proyección a nivel nacional e internacional.

4. Los operadores y competidores de Supercines a nivel nacional, las cadenas Cinemark y Multicines, han aceptado y contratado ya la proyección y estreno del filme en sus salas de cine a nivel nacional.

5. Más allá de la cuota de mercado que ostenta Supercines en el mercado nacional, o en mercados relevantes limitados geográficamente, y sus implicaciones, existe una denegatoria injustificada a negociar y contratar con un proveedor, de conformidad con lo previsto en la legislación vigente.

En virtud de lo anteriormente señalado, y tomando en cuenta los daños y perjuicios que ocasionaría la persistencia de la negativa injustificada a contratar con nuestra productora, comedidamente instamos a su compañía a reconsiderar la negativa de proyectar el documental intitulado “La Muerte de Jaime Roldós”, para que dicha producción pueda difundirse en los complejos de su propiedad durante el estreno a nivel nacional previsto para el 23 de agosto de 2013.

No es necesario precisar que nosotros, como directores y productores del filme, asumimos toda la responsabilidad sobre el contenido de la producción.

Quedamos a la espera de sus atentas noticias.

 

 

Muy atentamente,

Manolo Sarmiento                  Lisandra Rivera

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s