El doble discurso de Nebot: sueños húmedos de reelección y desgaste del “exitoso” modelo socialcristiano

1012391_424163794364615_1136544707_n

Tras veinte y un años de dominio socialcristiano, la hegemonía de dicha tienda política en Guayaquil se cae a pedazos, víctima de sus propias miserias y contradicciones internas.

El discurso caudillista con claros tintes fascistas de Jaime Nebot, alcalde desde el año 2000 ha perdido acogida popular… si alguna vez lo tuvo, fue por la falta de opciones reales de cambio y a través de la intimidación. Al contar con el apoyo de conglomerados económicos y mediáticos de todo el país, que veían en Nebot a la carta brava de la derecha para perpetuar sus prebendas y negociados, se construyó la imagen falsa de que Guayaquil era un “Miami chiquito”.

La realidad es otra, tras más de dos décadas, el “exitoso” modelo no ha conseguido frenar las constantes inundaciones;  el servicio de recolección de basura es pésimo y afecta a la salud de los moradores; la famosa Metrovia es un sardinero donde los usuarios son maltratados y expuestos a todo tipo de vejaciones; las invasiones de tierra vinculadas a Jaime Toral Zalamea –uno de los matones cercanos al socialcristianismo- no solo han prosperado, sino que han sido incentivadas de forma solapada desde la propia administración municipal.

Otro aspecto que devela el verdadero rostro de este modelo, son las constantes violaciones a derechos humanos básicos como la libre movilidad de los ciudadanos guayaquileños –en el Malecón 2000 no se puede entrar si uno no está vestido de acuerdo a el gusto de la guardia pretoriana de Nebot-; ataques violentos contra los vendedores ambulantes, a los cuales se les niega un derecho consagrado en nuestra carta magna: el derecho al trabajo; persecución y destrucción sistemática de la obra del colectivo artístico “Inmundicipio” de Daniel Adum Gilbert; clausura y prohibición de abrir espacios para realizar conciertos de rock; entregar el manejo de la cultura a un funcionario retrogrado y poco preparado como Melvin Hoyos para que se invente un discurso de ciudad a la medida de la agenda política de Nebot.

Nada de esto sale en los medios privados, pues difundirlo sería ir contra sus propios intereses. Cuando estalla algún escándalo en el Municipio de Guayaquil, se intenta rebajar el tono para no afectar la imagen del Minino Nebot. Afortunadamente, la eclosión de las redes sociales y de los micromedios permiten que seamos los propios ciudadanos quienes difundan los atropellos del poder, construyendo ciudadanía sin necesidad de intermediarios que defienden espurios intereses de clase.

 

Dos policías metropolitanos se retiran de la escena luego de haber regado termos que contenían leche, la cual era expendida por una joven en una calle céntrica de Guayaquil. Indignante! ... así cumplen esos vigilantes desalmados las órdenes de un alcalde representante de la oligarquía y oligarca él mismo para "ordenar" la ciudad de Guayaquil, llena de pobres y vendedores ambulantes, producto de un modelo económico explotador y excluyente comandado por esas mismas oligarquías. Ya es hora de que los guayaquileños despierten y entierren de una vez por todas a esa moribunda partidocracia.
Dos policías metropolitanos se retiran de la escena luego de haber regado termos que contenían leche, la cual era expendida por una joven en una calle céntrica de Guayaquil.
Indignante! … así cumplen esos vigilantes desalmados las órdenes de un alcalde representante de la oligarquía y oligarca él mismo para “ordenar” la ciudad de Guayaquil, llena de pobres y vendedores ambulantes, producto de un modelo económico explotador y excluyente comandado por esas mismas oligarquías. Ya es hora de que los guayaquileños despierten y entierren de una vez por todas a esa moribunda partidocracia.

 

¿Por qué Nebot se halla desesperado por conseguir la reelección? Para evitar la fiscalización de años de mal manejo económico en los que ha dilapidado en obras vacuas como piletas y parques acuáticos mientras los problemas centrales de Guayaquil se agravan.

No olvidemos también que mientras fue gobernador del Guayas durante el Febres corderato, fue partícipe de sesiones de tortura contra miembros del grupo insurgente Alfaro Vive Carajo, tal como dejaron en constancia Juan Cuvi y otros detenidos ilegalmente durante aquel régimen del terror. Nebot no ha respondido ante dichas acusaciones, pues se cobija en el poder político y mediático que le da ocupar el sillón de Olmedo.

Los medios privados creen que el pueblo no tiene memoria histórica y que ha olvidado la vergonzosa participación de Nebot en el antiguo Congreso de la partidocracia, donde demostró ser un hombre iracundo y vulgar.

 

 

Los socialcristianos –hoy denominados “Madera de guerrero”, lo cual pone en evidencia el sesgo regionalista de su proyecto político- han empezado una agresiva campaña en busca de la reelección de su líder. Aunque falta mucho tiempo para las elecciones regionales, el dinero del pueblo guayaquileño está siendo gastado en publicidad para posicionar la candidatura de Nebot para un nuevo mandato.

Los esbirros que poseen dentro de los medios privados, como el dinosaurio Alfredo Pinargote, María Josefa Coronel y otros, dedican sus noticieros a exigir la reelección de Nebot. El activista político Carlos Vera ya viajo a los Estados Unidos -¿financiado por quién?- a “denunciar” un supuesto fraude que se estaría fraguando contra su amo. Más allá de la paranoia y el afán circense que ha caracterizado a este ex periodista, lo que está en juego es preparar el terreno ante una eventual derrota. Curarse en salud para no asumir lo que demostraron las anteriores elecciones: los socialcristianos perdieron su feudo, Alianza País captó la mayoría de escaños legislativos y el Presidente Rafael Correa se impuso fácilmente por sobre el candidato de Nebot, el banquero Guillermo Lasso.

 

Año 2013 cuando Nebot uso su "prestigio" para apoyar a su amigo Guillermo Lasso, éste logró apenas el 22%. Y la coalición PSC-Madera de Guerrero sufrió un descalabro en la Asamblea Nacional, logrando solo 5 escaños del Guayas, frente a los 15 de AP. Antes, en 2009 AP pasó de 1 concejal a 4 en el Municipio de Guayaquil. Un crecimiento del 400%.
Año 2013 cuando Nebot uso su “prestigio” para apoyar a su amigo Guillermo Lasso, éste logró apenas el 22%. Y la coalición PSC-Madera de Guerrero sufrió un descalabro en la Asamblea Nacional, logrando solo 5 escaños del Guayas, frente a los 15 de AP.
Antes, en 2009 AP pasó de 1 concejal a 4 en el Municipio de Guayaquil. Un crecimiento del 400%.

 

Todos aquellos periodista y politiqueros que sufren ante la posibilidad de que el Presidente Correa participe en las elecciones presidenciales del 2017, los mismos que hace poco emitieron encendidos discursos en pro de la “alternabilidad democrática” –noción válida solo cuando les conviene-, hoy imploran a Nebot para que acepte una nueva candidatura… seguramente lo hará… a menos que el otro cacique de la ultra derecha, su pupilo Guillermo Lasso, le cierre la billetera para lanzar su propia candidatura y ganar espacio con miras al 2017.

 

Anuncios

One thought on “El doble discurso de Nebot: sueños húmedos de reelección y desgaste del “exitoso” modelo socialcristiano

  1. Felicitaciones por este reportaje impèortantisimo, porque muchos ciudadanos honestos no conciamos de estas maldades, Nuevamente mis felicitaciones y adelante ecuatorianos con Correa y Aliansa Pais, hasta la victoria siempre.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s