Andrés Páez: el sepulturero de la Izquierda Democrática

Andrés Páez, hecho monigote con su nueva camiseta política... su cabeza está en el lugar que se merece: POR EL SUELO
Andrés Páez, hecho monigote con su nueva camiseta política… su cabeza está en el lugar que se merece: POR EL SUELO

 

 

Tras el fin de la dictadura militar en 1979, la Izquierda Democrática se convirtió en una de las fuerzas políticas dominantes del país. Tenían a su favor la honestidad y claridad intelectual del Doctor Rodrigo Borja Cevallos. Este proyecto de centro izquierda se inspiró en la social democracia de los países escandinavos y durante las décadas de los 80’ y 90’s, fue la única tienda política respetable del país, oponiéndose de forma valiente a la tiranía social cristiana. Cabe recordar que el Doctor Borja fue actor clave para el regreso a la democracia, cuando fue uno de los juristas encargados de redactar la Carta Magna que posibilitaría la transición.

Si bien su mandato presidencial estuvo lejos de ser perfecto, será recordado como un presidente decente aunque un poco tibio al momento de impulsar los anhelados cambios sociales, pero que logró la desmovilización del grupo Alfaro Vive Carajo de forma pacífica, respetando los derechos humanos y logrando cierta estabilidad financiera para el país.

Tras quedar en cuarto puesto en las elecciones generales del 2002 -donde su candidatura fue saboteada por el ego de León “ñaño lelo” Roldós- Rodrigo Borja decidió emprender una lenta y digna retirada. Era lo justo y necesario, dar paso a nuevos líderes que se venían perfilando para asumir la batuta del partido como Ramiro González, Gustavo Baroja… y el nefasto Andrés Páez.

Lamentablemente el Doctor Borja no contaba con que este último, sujeto gris sin solvencia ideológica ni moral que se había infiltrado en su organización, sería el encargado de llevar a la tumba al proyecto político que junto con  Manuel Córdova Galarza, René Astudillo, Edmundo Vera, Andrés Vallejo y otros compañeros de visión progresista, abandonaron el anquilosado Partido Liberal y fundaron la Izquierda Democrática en 1968.

Andrés Páez no solo se encargó de alejar de la Izquierda Democrática a valiosos cuadros jóvenes como los ya mencionados González y Baroja, también la emprendió contra dirigentes históricos como René Maugé y Efrén Cocíos. Andrés Páez fue el encargado de travestir ideológicamente al partido y llevarlo hacia la derecha, reduciendo a la Izquierda Democrática en una vil caja de resonancia de sus antaño antagonistas: los socialcristianos.

A través de Páez las malas mañas de la partidocracia destrozaron el sueño del Doctor Borja. Empezaron los pactos y coqueteos descarados con la ultra derecha, las peleas internas y deserciones en masa de gente honesta que ya no se sentía representada por el partido.

 

 

Andrés "el sepulturero" Páez, antes de cambiar de camiseta... en el fondo, se observa la imagen de Rodrigo Borja, líder histórico de la ID
Andrés “el sepulturero” Páez, antes de cambiar de camiseta… en el fondo, se observa la imagen de Rodrigo Borja, líder histórico de la ID

 

 

La ambición de poder y capacidad de maniobra de Andrés Páez es tal, que desconociendo a las autoridades democráticamente elegida dentro del partido, impulsó su secesión, dando como resultado dos directivas y el caos que el día de ayer acaba de sentenciar a muerte a la Izquierda Democrática.

Tener dos directivas, la destituida de Dalton Bacigalupo y la espuria del grupo Páez con su secuas Henry Llanes a la cabeza, provocó que el Consejo Nacional Electoral desconozca a ambas y no les entregue la clave electoral en el 2011.

No poder participar por la moribunda Izquierda Democrática fue el pretexto que necesitaba el bailarín Páez para dar “el camisetazo”: sin desafiliarse del partido, se lanzó a asambleísta con el movimiento CREO de Guillermo Lasso.

Esta fue la estocada final, ¡cuándo se ha visto que un partido autodenominado de izquierda se cobije bajo las faldas de un banquero!

El día de ayer, 11 de julio del 2013, se enterró al cadáver, cuando debido a la falta de una directiva legalmente reconocida que complete el proceso de reinscripción, el Consejo Nacional Electoral eliminó del registro de agrupaciones proselitistas a la Izquierda Democrática. Esto solo fue poner la lápida, pues con esta decisión pierde su número de casillero electoral, nombre y símbolos. En síntesis, se consumó legalmente lo que Páez buscaba: la pérdida de identidad del partido.

Como si no fuera poco, existen denuncias de una serie de irregularidades cometidas en el manejo de los fondos partidistas que otorga el Estado. Andrés Páez y su espuria directiva deben responder sobre el destino que le dieron a ese dinero de todos los ecuatorianos.

Sin embargo, en el colmo del cinismo, este bailarín sin ideología ni honor, el mismo que con sus artimañas cavó la tumba de su propio partido, manifiesta iracundo que apelará la decisión a la que califica de injusta.

¡Qué culpa tiene el CNE si no presentaron los papeles por andar de lame botas de un banquero! Cuando intentaron recoger firmas para inscribir sus candidaturas en el anterior proceso electoral, no consiguieron ni siquiera aproximarse al mínimo requerido, pero en ese momento a Páez no le importó… estaba muy ocupado confabulando en El Club de La Unión con su nuevo amo e infiltrando a sus secuases a los enlaces ciudadanos del Presidente Correa, con el único afán de molestar.

 

 

 

 

Es una pena por el Doctor Rodrigo Borja y para todos los que alguna vez confiamos en su visión, pero la triste desaparición de la Izquierda Democrática debe servirnos como lección a todos los ecuatorianos que de una u otra forma participamos en política: no se puede sacrificar la coherencia ideológica en aras de mezquinas ambiciones personales y hay que cuidarse de que infiltrados como Páez ganen poder.

Anuncios

One thought on “Andrés Páez: el sepulturero de la Izquierda Democrática

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s