REVISTA SEMANA de Colombia: el publireportaje como instrumento de chantaje político

no_prensa_corrupta

 

Los medios de prensa privados del Ecuador parecen haber encontrado a uno de sus mejores aliados en Revista Semana, publicación colombiana caracterizada por su frivolidad, habilidad para mentir, aplaudir cual foca de circo cualquier decisión de Juan Manuel Santos, y –desde el 2011- atacar sin misericordia al proceso de la revolución ciudadana.

¿A qué obedece esta desmedida inquina? Ni los periódicos de nuestro país han caído tan bajo como Revista Semana, que no duda en utilizar el burdos montajes fotográficos, como el exhibido en su página web el 2 de julio en relación al caso Snowden, donde se muestra una imagen nuestro Presidente “comiéndose las uñas” ante Obama, lo cual constituye una ofensa no solo a nuestro primer mandatario, sino también a todo el pueblo ecuatoriano. Ni siquiera manipular bien un programa básico como photoshop pueden los esbirros de Revista Semana, pues el montaje es tan mal hecho que enseguida se advierte que las manos corresponden a una tercera persona.

Es normal –y hasta cierto punto lógico debido a los intereses de clase que defienden- que los conglomerados mediáticos de ultraderecha de todo el continente se confabulen contra los gobiernos progresistas de la región, pero el caso de Revista Semana raya lo patológico. Su motivación va más allá del campo ideológico, obedece también a lo comercial.

 

El torpe photoshop de Revista Semana... obsérvese la diferencia entre el tono de piel de "las manos" y el rostro del Presidente Correa, así como la posición anómala de las sombras.
El torpe photoshop de Revista Semana… obsérvese la diferencia entre el tono de piel de “las manos” y el rostro del Presidente Correa, así como la posición anómala de las sombras.

 

Todo empezó en el 2011, cuando Alejandro Santos Rubino, director de dicho pasquín, ofreció al Embajador ecuatoriano en Bogotá, Raúl Vallejo, la publicación de un publireportaje laudatorio hacia nuestro país y la promesa de brindar una imagen positiva y “periodísticamente creíble” de ahí en adelante, todo por el “módico” precio de 1.4 millones de dólares. Obviamente dicha oferta fue rechazada, nuestro país no necesita comprar elogios a un vil mercachifle de la comunicación como lo es Santos Rubino, quien ante la negativa montó en cólera y procedió a tomar represalias.

Entre las falacias vertidas por Revista Semana contra Ecuador –solo en el transcurso de este año- tenemos:

–     28 de enero: “Secuestro” de Fernando Balda, sujeto prontuariado que tenía orden de captura vigente y que fue deportado hacia nuestro país en colaboración de las autoridades colombianas, todo en estricto cumplimiento de la ley. Pero para Revista Semana, lo que sucedió fue un violento “secuestro”.

–      11 de marzo: Afirmar que la gasolina ecuatoriana es la más cara de la región, afirmación absurda que cae por su propio peso, pues al ser un país petrolero que subsidia sus combustibles, nuestra gasolina es una de las más baratas del mundo. De hecho, uno de nuestros mayores problemas es el contrabando ilegal de gasolina hacia Colombia, lo cual perjudica al erario público y ante lo cual no se ha obtenido el apoyo logístico mínimo de parte del gobierno colombiano.

–      13 de mayo: Anunciaron con bombos y platillos la supuesta intención de nuestro Presidente Rafael Correa de lanzarse a la re elección en el 2017. Otra afirmación sin fundamento, pues en reiteradas ocasiones el Presidente Correa ha dejado en claro que un nuevo periodo presidencial no entra en sus planes, y –por si eso no bastara- en nuestra carta magna se prohíbe la re elección por más de dos periodos consecutivos.

–      27 de junio: En su edición web publicaron un “reportaje” de Fanny Kertzman y Alek Boyd donde se afirma que Ecuador “espía” a sus ciudadanos. En dicha “investigación” se menciona “documentos” que nunca son exhibidos y nunca se buscó la versión del gobierno ecuatoriano al respecto.

Pero no contentos con exhibir montajes fraudulentos como si fueran fotos reales, y con publicar noticias falsas, Revista Semana emplea términos de connotación negativa como “sátrapa”, “dictador” y demás, para referirse a nuestro Presidente.

Es evidente que se trata de una campaña deliberada por manchar el nombre de nuestro país, pese a todos los llamados y pedidos del Embajador Raúl Vallejo, Revista Semana jamás ha concedido el legítimo derecho a la réplica y peor aún, rectificado.

Ya van 14 veces que dicho pedido de rectificación ha sido ignorado de forma grosera, ¡y todo por no haber querido comprar un multimillonario publireportaje!  

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s