El fin del chantaje comercial gringo hacia Ecuador

946820_173222076178185_2131121611_n

 

La rueda de prensa del 27 de junio de 2013 pasará a la historia como un hito en la lucha para recuperar nuestra soberanía. Inmediatamente una sensación de orgullo ante la postura de nuestro país se adueñó de las redes sociales, aunque no faltaron los típicos entreguistas -como Blasco Peñaherrera Solah- que se rasgaban las vestiduras y repetían las mentiras con las que la oligarquía hipotecó al país a intereses extranjeros durante décadas.

En primer lugar, es necesario aclarar que la famosa ATPDEA no era un regalo o gesto de buena voluntad de los EEUU hacia nuestro país. Era una pírrica compensación que se nos otorgaba por nuestro papel en la lucha antidrogas a escala global. Las estadísticas demuestran que los estadounidenses son los mayores consumidores de psicotrópicos a nivel mundial, pero para los gringos es más fácil ignorar este hecho y desarrollar su hipócrita lucha contra las drogas desde otros países. Los 23 millones de dólares que representa esta compensación, resultan una cantidad insignificante en comparación con los fondos que nuestro gobierno invierte en su lucha contra el narcotráfico.

Las preferencias arancelarias de los EEUU hacia ciertos productos ecuatorianos se renuevan año a año, de acuerdo a “la buena voluntad” de los congresistas norteamericanos y en vísperas de cada ratificación era necesario hacer lobby en Washington para que dicha compensación se mantenga. Todos los años la ATPDEA era usada como instrumento de chantaje, los medios privados de nuestro país sembraban la paranoia sobre “la apocalipsis” que representaría para el sector exportador si los congresistas gringos se levantaban con cólico.

A raíz de la petición de asilo político de parte de Edward Snowden –a quien en lo particular considero un héroe en la lucha por el libre flujo de la información y de los derechos humanos- vinieron las amenazas.

Tanto republicanos como demócratas declararon que si no les entregamos a ese valiente ciudadano, nos quitarán el ATPDEA, que “nos estamos portando mal” –como si nuestra país fuera un niño majadero o algo parecido- y desde el Departamento de Estado de los EEUU ya se emitió un difamatorio comunicado de prensa contra nuestro país… en primer lugar, todavía no ha sido concedido el asilo a Snowden, pues su caso todavía está siendo analizado por nuestra Cancillería; y en segundo lugar, la dignidad y la soberanía de nuestro país ya no está en venta.

Nuestro actual mandatario no agacha la cabeza como los Lucios, Mahuads y otros infames. Así que si pensaron que nos iban a chantajear, se equivocaron “del medio a la mitad”. Por cierto, cuando Ecuador ha solicitado que EEUU cumpla con el tratado de extradición firmado entre nuestros países, nunca lo han hecho. Los banqueros Isaías, Mahuad, el espía Mario Pazmiño entre otros delincuentes, pasean libremente por dicho país, pese a nuestro pedido de que se nos los entregue para que sean juzgados.

 

5875_529608593754428_1797313001_n

 

Nuestras industrias no se van a desplomar por tristes 23 milloncitos de dólares, una cantidad que a escala macro resulta ínfima. No se van a perder miles de puestos de trabajo como lloran los representantes de las Cámaras de Comercio –que históricamente han representado los intereses de unas pocas familias- ni se va a paralizar el aparato productivo nacional.

Si bien los EEUU siguen siendo nuestro mayor socio comercial en el exterior, desde que inició el actual proceso democrático se buscó diversificar los mercados internacionales para nuestros productos con el fin de librarnos de la malsana dependencia hacia el país del norte. En la actualidad nuestros productos cuentan con apertura para ingresar a mercados relativamente nuevos como Rusia y Asia.

Muchos empresarios –sobre todo jóvenes- se dedicaron a trabajar e innovar, mientras los que hoy llorar como “morelias” se iban de shopping a Miami. Sin el ATPDEA no perdemos mayor cosa, por el contrario, debemos asumir el reto de mejorar la calidad de nuestros productos y arriesgarnos con mercados que antes para no quedar mal con los gringuitos no visitábamos. Por ejemplo, Irán, una potencia emergente a nivel económico pese a todas las sanciones y restricciones impulsadas por los EEUU y sus acólitos de la Unión Europea. A Irán le interesan las frutas tropicales y flores que produce Ecuador y ya se ha empezado a exportar dichos productos hacia el país persa, estando la balanza comercial a nuestro favor desde el 2005. Un empresario avispado viajaría a Teherán a establecer convenios e intentar introducir nuevos productos a un mercado potencial de 80 millones de habitantes y al que otros países no acceden por miedo.

Tampoco puedo dejar de mencionar la oferta que realizó nuestro Secretario Nacional de Comunicación, Dr. Fernando Alvarado a Obama: nosotros les colaboramos con 23 millones anuales para que capaciten a su gente en derechos humanos.

Claro que los EEUU no necesitan nuestro dinero, pero como gastan tanto pinchando teléfonos, infiltrándose en los e-mails de sus ciudadanos, enviando drones  y demás porquerías para lastimar otros países, una ayuda económica destinada a una causa noble no les caería nada mal. eso sí, tienen que prometer que se van a portar bien y dejarse de espionajes.

La prisión de Guantánamo, la tortura que recibe el soldado Bradley Manning, el espionaje a sus propios ciudadanos y las constantes guerras injustificadas a las que llevan a su pueblo, entre muchos otros hechos recientes demuestran que en Washington no tienen idea de qué significa eso, por eso mismo, nuestro país, este territorio de paz que –a diferencia de los EEUU- ha firmado y respetado todos los tratados internacionales referentes al tema, les podemos dar unas clasecitas.

 

Para finalizar, les dejo con los Sal y Mileto, la legendaria banda de rock orgullosamente ecuatoriana, en esta canción de resistencia ante las políticas imperiales de los EEUU.

 

 

 

Anuncios

One thought on “El fin del chantaje comercial gringo hacia Ecuador

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s