Mitos y verdades sobre la Reforma a la Ley de Minería

Ecuador Minero

 

Gracias a la composición de la actual Asamblea Nacional, las reformas a la Ley de Minería son un hecho y serán aprobadas en el transcurso de esta tarde. Los grande medios privados y ciertas agrupaciones políticas irrelevantes han intentado poner a la opinión pública en contra de esta ley indispensable para el desarrollo de nuestro país, cuyos principales beneficiarios serán los pobladores de las zonas aledañas a donde se produzca la extracción de minerales.

Supuestos “expertos” que poco o nada conocen de aspectos técnicos y de manejo ambiental lanzan furibundas peroratas y amenazan con tomar acciones legales, llevar el asunto a cortes internacionales y otros desatinos. Los medios privados hacen eco de todo aquello, pues se hallan en contubernio con estos sectores políticos a los que antes ignoraban supinamente, como MPD’s con sus amenazas de lanzar piedras, Pachakutiks de poncho dorado  y a los niños “cool” de la ruptura de los 25. Todo sea en honor de atacar cualquier iniciativa proveniente desde el poder ejecutivo, eso es mucho más fácil que estudiar las reformas propuestas e informar sin sesgo.

En este ejercicio pretendo resumir algunos de los aspectos clave de la nueva Ley de Minería, cual es su intencionalidad y que beneficios nos ofrece. Todo esto ha sido ya mencionado dentro de los debates previos pero no ha recibido la adecuada difusión de parte del poder mediático.

 

mineria 

 

Ecuador necesita cambiar su matriz productiva y librarse de la dependencia petrolera, cuyo precio se halla expuesto a los vaivenes del mercado internacional que escapan de nuestro control. Históricamente hemos sido un país que ha basado su economía en un solo producto, con diversos monocultivos que tuvieron su boom / decadencia –cacao, banano, etc- y luego en el petróleo. En la actualidad se busca desarrollar tecnologías limpias que dentro de poco harán poco atractivo el uso de combustibles fósiles. Si no modificamos a tiempo nuestra matriz productiva, nuestro país podría sufrir una severa recesión a mediano plazo. La minería a gran escala genera infraestructura y encadenamientos productivos claves para el desarrollo de las comunidades, así como industrias de servicios complementarios, diversificando la economía.

En función del interés nacional, el desarrollo de la minería será regulado en todas sus instancias por el Estado, que fortalece el ejercicio de su soberanía sobre nuestros recursos naturales, velando por el cumplimiento de estrictas normas ambientales, sobre todo en lo referente al manejo del agua. Se prohíbe terminantemente el uso de mercurio durante el proceso de lavado del oro, y se lo reemplaza por procedimientos alternativos de menor impacto y que están al alcance de los mineros artesanales.  La empresas que deseen explotar nuestros recursos mineros tienen la obligación de emitir informes y ambientales y sus actividades estarán sometidas a una constante veeduría de parte del Estado y de las comunidades. Ninguna licencia de operación será emitida si la empresa no cuenta con una adecuada planificación y planes de contingencia para reducir al máximo los efectos colaterales de sus actividades. Las grandes empresas mineras tienen la obligación de invertir en infraestructura y servicios en pro de los habitantes de la zona de extracción. De su parte, el Estado garantiza que los recursos originados en regalías, impuestos, patentes y utilidades generadas por el sector, se convertirán en escuelas, caminos, hospitales, proyectos productivos y empleos para las comunidades asentadas en las zonas de influencia de los proyectos; con ello, se reconocen sus derechos individuales y colectivos a tener mejores condiciones y oportunidades

Esta nueva ley asesta un golpe mortal a la minería ilegal, que en muchos casos –sobre todo en la provincia de Esmeraldas- se halla infiltrada por el narcotráfico y sirve de tapadera para que los grupos irregulares colombianos laven su dinero ilícito. En contraposición, la minería artesanal legal y responsable recibe el impulso necesario para crecer, realizar mayores inversiones,  contar con apoyo estatal para convertirse en una actividad de bajo impacto ambiental y de alto beneficio social, generando fuentes de trabajo y activando la economía de las localidades cercanas.

Mientras la oposición habla de un “entreguismo a intereses extranjeros”, particularmente chinos, pues existe la tendencia a satanizar a dicho país, que va camino a convertirse en la primera economía mundial y nuestro mayor socio comercial. Lo que en realidad sucede es la ratificación de que el Estado debe recibir la mayor participación en el aprovechamiento de los beneficios, mientras que las empresas mineras cuentan con reglas claras y previsibles para sus inversiones en el desarrollo de proyectos mineros. Con esta reforma a la ley minera la seguridad jurídica está garantizada para todos los sectores involucrados.

 

img_4936mineria

 

Espero que esta breve reseña de algunos de los aspectos claves de la Ley sirva para clarificar y desmentir los postulados maniqueos que se han vertido en contra de esta reforma tan necesaria para nuestro país. Es nuestra obligación como ciudadanos informarnos y conocer la realidad sobre este tema, pues el futuro de nuestro país está en juego.

 

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s