La legitimidad de las elecciones presidenciales venezolanas

 

554717_10151550178556575_865814354_n

A raíz del reciente triunfo de Nicolás Maduro, la derecha internacional ha desatado una nueva ofensiva con el objetivo de deslegitimar el proceso electoral celebrado en el hermano país.

Desde sus poderosos conglomerados mediáticos intentan confundir a la audiencia al magnificar protestas aisladas y atribuir una supuesta “victoria moral” al derrotado candidato Henrique Capriles.

Es conocida la animadversión que sienten cadenas como CNÑ y aliados hacia los gobiernos de izquierda de nuestra región, recordemos la forma descarada en la que sus periodistas se regodearon durante los últimos golpes de Estado orquestados en Venezuela en el 2002, Honduras 2009, en nuestro país el 2010 y Paraguay en el 2012; de allí que no resulta sorpresiva esta nueva ofensiva contra la voluntad popular y la soberanía de Venezuela, más aún cuando los mismos emporios mediáticos manejan un doble rasero durante los procesos electorales: si el ganador es un candidato de izquierda, inmediatamente vienen los cuestionamientos, mientras que cuando se ha impuesto la derecha, hacen “mutis por el foro”, incluso en caso donde la diferencia de votos ha sido menor que la que acaba de obtener el Presidente Nicolás Maduro sobre Capriles.

 

Repasemos brevemente algunas elecciones polémicas que no fueron cuestionadas por la prensa, pese a las notables irregularidades que se dieron durante el proceso de escrutinio de votos y que permitieron el acceso de candidatos de derecha al poder.

 

 

El 2 de diciembre del 2000, el republicano George W. Bush obtiene la presidencia de los Estados Unidos pese a conseguir menos votos que el demócrata Al Gore. El peculiar sistema electoral estadounidense que al dar prioridad a los delegados electorales por sobre la voluntad popular, permitió que Bush llegara a la Casa Blanca, pese a que Gore obtuvo 543.816 votos más. El punto álgido se localizó en Florida, donde en medio de denuncias de irregularidades, Bush consiguió los 25 votos electorales. En dicha ocasión la cadena FOX realizó una cruenta campaña sucia contra Gore, quien poco tiempo después obtendría el Premio Nobel de La Paz, mientras que Bush embarcaría a su país en la injustificada guerra de Irak y desató la burbuja inmobiliaria que mantiene en recesión a la economía estadounidense.

 

 

México tiene el dudoso honor de contar con dos casos consecutivos de fraude contra el mismo candidato presidencial, Andrés Manuel López Obrador. En las elecciones generales del 2006, con una diferencia de menos de 250.000 votos y un punto porcentual, AMLO perdió la presidencia ante el Felipe Calderón del derechista PAN.

El comportamiento de la gráfica durante el conteo oficial fue –por decirlo menos- sospechoso. Contradiciendo toda lógica en un universo de aproximadamente 30 millones de votantes, a partir del 70% de las urnas computadas, se revierte la tendencia que daba como ganador a AMLO, quien empieza a perder votos de manera simétrica al progreso de Calderón. Dicho de otra manera: cada voto que perdía AMLO, era sumado a su adversario. A partir del 92% de casillas escrutadas, se consolida el fraude, tal como fue demostrado por varios expertos a través del uso gráficas espejo.

GrafAMLO-FECAL2006a

El gobierno de Calderón ha sido catalogado como uno de los peores de la historia reciente mexicana. Su plan de guerra al narcotráfico ha desembocado en una cruenta guerra civil que ha dejado miles de muertos. Hasta los mismos Estados Unidos, quienes inicialmente impulsaron el plan de Calderón, hoy consideran a México un “estado fallido” donde la corrupción y la violencia se han infiltrado en todos los niveles de la sociedad.

En el siguiente proceso electoral mexicano, celebrado el 1 de julio del 2012, AMLO volvió a terciar por la presidencia. Sus principales contendientes fueron Josefina Vásquez Motta del gobernante partido PAN y del millonario Enrique Peña Nieto en representación de la mafia electoral más grande de Latinoamérica: el PRI, partido que gobernó de forma ininterrumpida México durante más de 80 años.

Sorpresivamente, el entonces presidente Felipe Calderón retiro su apoyo a la candidata de su partido y manifestó públicamente su favoritismo hacia Peña Nieto. El contubernio fue tan descarado que se entregaba tarjetas canjeables de la tienda “Soriana” a cambio del voto a favor de Peña Nieto. La única condición para recibir dicho bono, era el tomar una foto o video desde el teléfono móvil del votante, donde se demuestre que efectivamente se sufragó por el candidato del PRI.

En esa ocasión, la diferencia de votos entre ambos candidatos fue mayor, pero decenas de miles de mexicanos se movilizaron para expresar su descontento, no solo contra la evidente compra de votos, sino contra la clase política mexicana y el canal Televisa, pues la percepción general es que dicha televisora se halla estrechamente vinculada al PRI y que realizo una abierta campaña sucia con el fin de perjudicar a López Obrador.

 

 

En nuestro país también se dio un caso similar, cuando durante las elecciones presidenciales de 1984, el candidato de izquierda Rodrigo Borja, quien había ganado la primera vuelta, fue derrotado en la segunda por el socialcristiano León Febres Cordero, o mejor dicho, por la intensa campaña mediática en contra de Borja, a quien los medios de derecha se encargaron de satanizar. Mientras Febres Cordero pasó a la historia como un déspota en cuyo gobierno se violentaron de forma sistemática los derechos humanos, Rodrigo Borja –quien tuvo su revancha electoral cuatro años después- lo hará como un pacificador, pues durante su gobierno se consiguió la desmovilización del movimiento Alfaro Vive Carajo y la reinserción en la sociedad de sus miembros.

 

 

Regresando a Venezuela, durante el Referéndum Constitucional propuesto por el Presidente Hugo Chávez a finales del 2007, la opción por el “No” triunfó con poco más de un punto porcentual. Ese fue el único revés electoral que enfrentó Chávez y lo encajó con altura. Pese al estrecho margen de su derrota y a la injerencia extranjera a favor del “No” a lo largo de la campaña, jamás cuestionó la legitimidad del resultado.

De igual manera, el 16 de diciembre del 2012 durante las  elecciones para gobernador del estratégico Estado de Miranda en las que Henrique Capriles se impuso por sobre el candidato oficialista Elías Jaua por apenas 50.000 votos, el gobierno de la Revolución Bolivariana respetó la decisión popular. 

 

522107_361604557291578_1388156477_n

 

La pregunta que cae por su propio peso es: ¿porqué los más de 270.000 votos con los que ganó el Presidente Nicolás Maduro son tan cuestionados, cuando resultados mucho más ajustados y envueltos en procesos llenos de irregularidades han sido aplaudidos por los mismos que hoy se rasgan las vestiduras?.

Tal como señalé al principio del presente texto, el meollo del asunto está en la doble moral y los vínculos entre la prensa privada y los sectores más recalcitrantes de la derecha latinoamericana, la cual se halla desesperada ante la imposibilidad de recuperar de forma limpia el poder que los pueblos de nuestro continente ya no desean otorgarle.

 

 

País

Candidato

Número de votos

%

Año

 

 

 

 

 

EEUU

George W. Bush

50.456.002

47.9

2000

 

Al Gore

50.999.897

48.4

 

México

Felipe Calderón

15.000.284

35.89

2006

 

A.M. López Obrador

14.756.350

35.33

 

 

Enrique Peña Nieto

19.226.784

38.21

 

 

A.M. López Obrador

15.896.999

31.59

 

Venezuela

Opción NO (referéndum)

4.521.494

50.65

2007

 

Opción SI (referéndum)

4.404.682

49.34

 

 

Henrique Capriles

583.660

51.83

2012

 

Elías Jaua

538.549

47.82

 

 

Nicolás Maduro

7.575.506

50.75

2013

 

Henrique Capriles

7.302.641

48.98

 

Ecuador

León Febres Cordero

1.381.709

51.54

1984

 

Rodrigo Borja

1.299.084

48.46

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s