Sobre GkillCity: confundir el periodismo contracultural con la frivolidad y el cinismo

 552956_455334971208043_684241816_n

 

 

 

Al escribir estas líneas me cuesta contener la indignación. Un conocido portal web llamado GkillCity publicó un repugnante –no hay otra palabra para definirlo- texto titulado “los perros suicidas”, de autoría de Arturo Cervantes, periodista de cultura de Diario El Comercio, Revista Diners y Soho… nunca me entusiasmó su trabajo, no solo por los medios facinerosos en los que escribe, sino por también por la pobreza de estilo, sintaxis y argumentos de las que hace gala dicho periodista.

Tampoco es que yo fuera un entusiasta de GkillCity, de hecho, siempre me dio la impresión de ser una página frívola, más cercana a la farándula pseudo intelectualoide que a periodismo serio. Se pasan de hipsters, en todo el sentido peyorativo de la palabra.

Escudados en una falsa irreverencia, sus quinta columnistas lanzan verdaderos bodrios carentes de sentido del humor, pero sobrados en pretensiones.

 

Volviendo al texto de Cervantes (el gran escritor que comparte su apellido debe estar revolcándose en su tumba), lean su primera línea y se darán cuenta por donde va:

 

“No es que me importe mucho la vida de los perros. Ellos son los culpables de uno de los actos más humillantes de la humanidad”.

 

Creo que desde un inicio deja en claro quién no tiene humanidad: él mismo.

 

El tema del “artículo” son los perros atropellados que Cervantes se vanagloria de haber visto cerca de su casa. Lo peor es que, no solo evitó ayudar a los infortunados canes, sino que se burla y narra –como si fuera una gran hazaña- la vez que ÉL MISMO atropelló a un perro.

 

 “Venía de la playa con Gaby y, en un descuido, se nos atravesó uno de esos perros suicidas de los que les he hablado. Yo no sentí el crujido, pero ella sí ya que ocurrió justo debajo de la llanta de su lado. Como treinta galletas que se parten, así sonó, me dijo. De este perro o perra, a diferencia de los otros, no sé nada. No sé si tenía hijos o un nombre o pedigrí o dueños que la lloren. No sé si tenía novia o sueños o un pasado oscuro. Ni siquiera sé si está muerto, ahora que lo pienso, quizás aún vive y es un inválido que el Estado no atiende. Jamás me detuve”.

 

Dicen que el papel –en este caso, sería la pantalla- lo aguanta todo. Yo no lo creo así. Creo que los periodistas deben hacerse responsables de las barbaridades que dicen o escriben, pues generan opinión pública.

Este individuo Cervantes, por hecho “el chistosito”, con su texto manda a la basura el trabajo de activistas, organizaciones de protección animal, del Ministerio de Salud, del de Ambiente, etc.

116

Hace poco en la Asamblea que fenece, se debatió en primera instancia el proyecto de Ley de protección de animales domésticos. Lamentablemente, el debate fue bloqueado por malos asambleístas como Leonardo Viteri, María Paula Romo y Luis Morales, quienes se mandaron todo tipo de barbaridades durante la sesión. Esa ley es necesaria y se la debe tomar con seriedad, no solo para proteger a nuestras mascotas, sino también porque involucra a temas como la salud pública, responsabilidad ciudadana y seguridad.  Afortunadamente, ninguno de esos tres  asambleístas consiguió la reelección y existe la voluntad política de parte de los nuevos legisladores de tratar el tema.

 

Para finalizar esta entrada, cito algunas opiniones lúcidas que fueron vertidas en las redes sociales y en la propia página de GkillCity –antes de que ellos empezaran a censurar comentarios… ¿dónde está la tan cacareada libertad de expresión peluconcitos?, es algo que solo existe cuando les conviene- sobre el texto de Cervantes:

 

Una mezcla de tristeza, desasosiego e indignación nos deja esta penosa publicación que ridiculiza el sufrimiento y donde absurdamente se llama “suicidas” a estos indefensos perros, los cuales mueren no porque voluntariamente deseen hacerlo (los animales son incapaces de desear quitarse la vida, de hecho, luchan por sobrevivir como es su instinto natural) y el autor se jacta con afán morboso de ser un asesino. ¡Qué bajeza y qué tristeza que este tipo de textos ronden por internet! Asumimos sin embargo, que será defendida con tenacidad bajo la bandera de la “libre expresión”. Más pena aún. Habrá que seguir concientizando y castigando a los asesinos de carretera, porque si son indolentes ante un animal, muy seguramente son los mismos que atropellan personas y huyen.

TerrAnimal Ecuador, activista.

 

 La frivolidad chic tan en boga entre los niños bien que se pretenden irreverentes… esta vez al servicio del cinismo y de la crueldad… sin duda, es difícil no ser cínico en esta época, pero hay que intentarlo… incluso me parece necesario salir del juego cínico si se trata de habitar con algo de dignidad este mundo… lo que yo creo es que en los curriculums educativos de los colegios deberían incluirse talleres ambulantes de sensibilización ambiental, social, intercultural, interespecies, para, al menos, problematizar el asunto…

Juan José Rodríguez Santamaría, poeta.

 

Qué triste ver que en un medio digital se publique esta basura muy similar al tipo de “humor” que la prensa más servil y comercial acostumbra a hacer. Porquería similar a la televisión nacional, donde se destaca la escoria y se opaca la inteligencia. Porfavor Gkill no se tuerzan.

Edgar Castellanos, músico.

 

Amigos.- Llevo 23 años jugándome la vida para rescatar a perros atropellados en las autopistas. Retiro todos los cuerpos que encuentro y muy pocas veces alguno está vivo… y de ellas la minoría puedo salvar… pero lo he logrado más de cien veces, a un costo personal muy alto. LES SUPLICO CON PROFUNDA HUMILDAD que no hagan de este tema un asunto para burla. Por favor. No les pido que los quieran… solo les pido que los respeten. Un abrazo… y los mejores deseos para sus vidas y para las de sus seres amados.

Fernando Ortíz Grijalva, activista.

 

En serio, quiero ávidamente saber qué es lo genial del texto. Me entra una curiosidad que no creo que pueda soportar. No logro entender cómo un texto que -imagino yo- supera cualquier nivel de pretensión pudo haber sido publicado así, tal cual está. El autor ¿quiso decir que la gente que vive en aquella burbuja poco a nada le importa los animales, que son personas de pura pose? Y que, por ende, ¿un carajo le importa los otros? ¿Quiere provocar a los animalistas?
No sé, quizá este texto pasaría, de agache, como un cuento que, como es obvio, yo no leería. Pero ¿una crónica de barrio? Se supone que este es un trabajo periodístico. Pero imagina sobre algunos detalles que la verdad no vale la pena resaltar, ni tan siquiera mencionar. Y en su escritura intenta ironizar de una forma tan elemental que termina por ser cursi. Pero lo de fondo es el poco respeto con el que habla de los perros. O sea, tolerancia interespecie cero. ¿Qué debate quiere poner en escena?
Repito, todo bien si es un cuento, porque hasta se podría hacer estudios de intertextos, si los tuviera, pero ¿una crónica?, no pues, ¿esta no se supone que es un tarea estrictamente periodística?

Oscar Pineda, periodista.

 

 

 

 

 

 

                                                                              

 

 

 

Anuncios

One thought on “Sobre GkillCity: confundir el periodismo contracultural con la frivolidad y el cinismo

  1. Comparto las expresiones, lamentablemente en el país, algunos políticos se insensibilizan en contra de los animales, pese que algunos de ellos, sus hijos tienen mascota en su casa. A lo mejor, valdría retomar la gestión que realizaban en la Asamblea y pueda haber mejor éxito. Felicitaciones. Si me permiten en el Periodico Uno + UNo, publicaré la gráfica del perro que va a cruzar la calle. Estoy a sus órdenes. Puedo ayudar. Gracias..

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s