El águila no caza moscas: el llanto de los Ruptura

22940734

 

La derrota apabullante que sufrieron los partidos políticos de oposición puso en evidencia que muchos de los partidos y movimientos políticos de oposición falsificaron firmas para poder participar -pues consiguieron menos votos que firmas de respaldo- y los desórdenes mentales de algunitos.

En el caso de los guaguas resabiados de Ruptura de los 25, se trata de delirio de persecución y de discalculia o trastorno específico del cálculo:

 

Dificultad específica para aprender la aritmética. No se explica esta dificultad por retraso mental u otras circunstancias adversas. El trastorno incide en los aprendizajes básicos de aritmética: sumas, restas, multiplicación, división, no suele afectar a otros aprendizajes como son la trigonometría o el álgebra.

Debe ser valorado por una prueba estandarizada individual.

En algunos casos las capacidades viso-espaciales y viso-perceptivas están afectadas.

Suelen fracasar en los conceptos básicos, de reconocimiento de signos o símbolos aritméticos, dificultades para alinear número o insertar decimales.

 

En este trastorno se incluye la discalculia, el síndrome del desarrollo de Gerstmann, acalculia del desarrollo.

 

Afirmo esto, pues solo desde la psiquiatría se puede explicar el absurdo comunicado de prensa que pusieron en circulación a través de sus cuentas de redes sociales, donde afirman ser víctimas de una persecución gubernamental e intentan tapar la falsificación de firmas con las que consiguieron inscribirse con bizarras sumatorias.

Ya sabemos que los Ruptura son niños bien que porque han pasado la mayor parte de su vida adulta en la cafetería de la FLACSO o en la del Ocho y Medio piensan que están preparados para gobernar.

A riesgo de caer en un lugar común, sabemos que la mayoría de cientistas sociales no son muy dados a la aritmética, pero que quieran hacernos creer que se debe sumar todos los votos de todas las dignidades a las que se presentaron es hacer trampa.

 

Cuando se recogieron las firmas se asume que la persona firmante es adherente al movimiento y que va a votar en plancha por todos los candidatos de la lista. No creo que ninguna persona que preste su nombre y firma lo haga a medias. No se vale contar la misma firma varias veces que es lo que pretenden los rupturita.

 

La Fiscalía y el Tribunal Supremo Electoral deben determinar responsabilidades en este fraude, que dicho sea de paso no les sirvió de nada, pues ni un pilche asambleísta consiguieron meter… mientras tanto, dejémonos que lloren, pues como dice la sabiduría popular: el águila no caza moscas y con su moreliada de fingirse víctimas de persecución solo conseguirán sepultar a su movimiento, pues a nadie le gustan los niños llorones.

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s