Xavier BONIL: el “arti$ta” y su mi$eria humana

Nada más triste que ver plumas prostituidas por el dinero, como el caso de Xavier Bonil, caricaturista que calcula su arte de acuerdo a las necesidades de sus patrones: Diario El Universo y la partidocracia.

Sus ataques al actual régimen son constantes, siempre usa verdades a medias y calumnias para crear sus viñetas, lo cual incluso motivó a que dentro del gobierno se plantee seguirle un juicio por difamación y calumnia. Para bien o para mal, se optó por no hacerlo, pues hubiera sido darle la oportunidad a la prensa derechosa para que se inventen un nuevo “mártir”.

Sin embargo, no puedo dejar de expresar mi molestia ante la caricatura de Bonil publicada el día de hoy, pues en ella exhibe no solo desconocimiento de la realidad internacional y pésimo gusto, ambas características frecuentes en sus últimos trabajos, sino que -no contento con realizar un trabajo mediocre- nos muestra miseria humana.

bonil060313_620_493

Analicemos brevemente la caricatura de marras:

El listón negro con la palabra petroléo: Bonil se burla del dolor del pueblo venezolano, pues si bien por un lado pone -hipócritamente- el listón negro, símbolo universal de luto, quiere dar a entender que a Chávez solo se lo va a extrañar por el dinero producto de la explotación petrolera. ¿Acaso Bonil no ha visto las multitudinarias muestras de respaldo y afecto que recibió el difunto Presidente Chávez a lo largo de su enfermedad? ¿Acaso ha olvidado que Hugo Chávez ganó con amplio margen todas las veces que terció por la presidencia venezolana?. Obvio que no, lo que sucede es que dentro de la mente mercantilista de Bonil no hay cabida para la sinceridad, ergo, no es capaz de entender lo que es el afecto y el dolor de un pueblo honesto, le resulta inconcebible, así que se burla de aquello con su insinuación, propia de cerebros que solo funcionan si se les inserta una monedita.

Burlas hacia la salud de Hugo Chávez y Fidel Castro: En el margen inferior izquierdo apreciamos a dos personajes que debaten sobre la posibilidad de que la enfermedad del Presidente Chávez haya sido inoculada de alguna manera por sus enemigos. Si bien de momento esto no se puede comprobar, es por todos conocido el uso perverso que muchas veces ha dado El Pentágono gringo a la tecnología. La industria farmacéutica tiene un poderoso lobby en Washington y trabaja de la mano con los militares estadounidenses. A lo largo de la historia han usado a los pueblos del “tercer mundo” como conejillos de indias para probar medicamentos (al respecto les recomiendo leer un libro llamado La invención del tercer mundo del cientista social Arturo Escobar, uno de los intelectuales más lúcidos de la actualidad) y usar este tipo de tecnologías malévolas en un presidente que les resulta incómodo, sería para ellos un triunfo. No se trata de paranoia, se trata de revisar un poco la historia de porque el gobierno de  los Estados Unidos son los principales defensores de las patentes de las farmacéuticas, pues comparten intereses oscuros, y poco importa que si se liberaran las patentes de los medicamentos muchas personas podrían salvar su vida, pero en ello no habría ganancia para las farmacéuticas. A cambio de esta protección, estas multinacionales realizan trabajos sucios en defensa de la visión imperialista del mundo.

Pinocho: Este personaje de una tradición popular italiana (apuesto que Bonil solo lo conoce por la película de Disney, donde se nos ofrece una visión simplona y moralista de su historia) a quién le crece la nariz cada vez que miente, aparece para dar a entender que el gobierno venezolano nunca dijo la verdad sobre el estado de salud del Presidente Hugo Chávez. Esta es una mentira que cae por su propio peso. Desde que la enfermedad del mandatario se agravó, todos los días algún vocero del gobierno venezolano o el mismo Vicepresidente Nicolás Maduro, se encargaron de informar sobre la salud del Presidente Chávez. Cierto que se trataban de informaciones escuetas y puntuales, tal como la situación lo ameritaba, pues la intención fue la de respetar el dolor del presidente y la intimidad de su familia y no crear un circo mediático, donde el morbo y los rumores sean los protagonistas. Evidentemente eso es lo que personas como el señor Bonil hubieran querido: deleitarse en detalles escabrosos sobre el sufrimiento de “su enemigo”. Tremenda miseria humana, falta de respeto a la muerte, la que algún día nos llegará a todos, Bonil incluido. Si algún día el mencionado caricaturista se halla grave de salud, ¿le gustaría ser exhibido en estado terminal? No lo creo.

Nicolás Maduro y su “pedido” a la oposición: Gran mentira de Bonil y sus patrones. Desde el 8 de diciembre, fecha en la cual el Presidente Hugo Chávez anunció que se sometería a un nuevo tratamiento médico, dejó en claro que en caso de darse el peor de los escenarios -su muerte- se debería convocar a elecciones. Hasta mientras -como es lógico, pues esa es su función- el Vicepresidente tomaría las riendas del país. Y efectivamente, una de las primeras declaraciones de Nicolás Maduro al conocerse la triste noticia, fue orientada en ese sentido: se celebrarán elecciones presidenciales en Venezuela a la brevedad posible, tal como estipula la constitución del hermano país.

Hasta Hernán Capriles Radonsky -el mayor contradictor y adversario del régimen venezolano- demostró madurez y respeto tras el fallecimiento del Presidente Hugo Chávez. De momento se ha abstenido de realizar declaraciones bajas o burlas. 

Pero Bonil, un caricaturista de medio pelo al servicio de la oligarquía, no.

Anuncios

One thought on “Xavier BONIL: el “arti$ta” y su mi$eria humana

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s